Hostias, se acabó la humanidad!

Hará unos tres años, en la comarca del Maresme*, en Cataluña, una familia cuyo hijo no fue admitido en la guardería por no estar vacunado, denunció al Consistorio por una presunta vulneración del derecho a la libertad ideológica.
La magistrada del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 16 de Barcelona, Laura Mestres, rechazó, no obstante, los argumentos de la familia: “No se le ha obligado en ningún momento a vacunar a su hijo. No existe atisbo de vulneración ideológica alguna”.
Solo había dos sentencias previas en España sobre casos similares, del TSJC en el 2000 y del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja en 2012. En ambos casos, se fallaba en contra de las familias, rechazaba que hubiese una vulneración del derecho a la educación y reconocía la potestad de la Administración para imponer el cumplimiento del calendario de vacunas.
Según la juez Laura Mestres… “la familia del menor no pretende que su opción sea respetada, sino que el resto de familias y niños pequeños asuman las consecuencias y riesgos de su decisión unilateral”
El abogado Dídac Coll, que representó al Ayuntamiento, llevó como perito al doctor Carlos Rodrigo, exjefe de pediatría del hospital Vall d’Hebron de Barcelona y experto en el campo de la vacunación infantil. El facultativo aseguró que “la argumentación de la familia para no vacunar a su hijo carecía de aval científico”.
“Este niño, si todos los demás de su clase están vacunados, vive de rentas. El virus o la bacteria no circulan y se beneficia de la inmunidad de grupo”, explica el doctor Fernando Moraga-Llop, pediatra y vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología.
Recordemos que en España, la vacunación no es obligatoria, pero….según la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Salud Pública, en su artículo 2 dice:
“Las autoridades podrán tomar cualquier tipo de medidas para preservar la salud pública, con el único requisito de que existan indicios racionales de que la misma se encuentra en peligro. Se permite adoptar medidas cualesquiera (no se especifican) en casos de epidemias o situaciones límite”

Esto, supongo que os habréis dado cuenta, sucedió hace tres años como digo al principio, o sea, …pre-covid. Estamos hablando de lo que es la cartilla de vacunación de los niños, que solo en muy pocos casos presentaba problemas de familias que se negaran a vacunar a sus hijos. De hecho,
realmente, lo que se dilucidaba no era otra cosa que la preponderancia entre el derecho a la educación y el derecho a la salud. Ganó el derecho a la salud, y ganará siempre, aunque no esté debatido ni argumentado en qué consiste exactamente eso.
Otros países de nuestro entorno -aquí estoy usando el típico mantra de nuestros políticos acomplejados- ya tienen leyes que impiden el acceso a las guardería sin el cumplimiento a rajatabla de la cartilla de vacunación. Pues que las tengan, joder, yo solo no comprendo muchas cosas. Y me pregunto muchas más, estoy comenzando a parecer gallego.
Aquí la admisión o no de niños en la guardería sin vacunarse es competencia de cada Comunidad, por ejemplo, Aragón permite, Cataluña no, Galicia está en veremos., y tal y tal. Ahora, hoy, post-covid, ¿alguien cree que a Aragón se le va a permitir no segregar, perdón, quería decir no decretar la obligatoriedad de la vacuna para el covid.19?
El Santo Grial de estos tiempos es la salud, tanto que parece que antes vivíamos entre icosaedros víricos y paralepípedos infectosangrantes. Pero, afortunadamente nos prometen una Arcadia feliz a partir de ya.
En el caso del Maresme, el perito que llevó el abogado del Ayuntamiento dictaminó, -porque aunque luego dictamine la juez, esta lo hace en base a la peritación- además este lo hizo en modo omnisciente, en plan Sursum Corda….”la argumentación de la familia para no vacunar a su hijo carecía de aval científico”.
No estoy comparando dos cosas distintas, ya que la unanimidad por parte de la comunidad científica en cuanto a las vacunas infantiles debe de ser bastante grande y concertada. Sin embargo, la “comunidad científica” es ahora parte del problema y no de la solución.
La otra “comunidad científica”, la mayoría, los valientes, candidatos al nobel, gente con prestigio, ya habló, y fueron purgados, demonizados, ridiculizados, callados y maniatados, en definitiva. Lo que produce risa es que lo fueron en base a prácticas totalitarias jamás vistas anteriormente. Tal era el pun to de risa, que en los medios, auténticos analfabetos en cuestiones científicas, no solo periodistas, eran los encargados y a título personal de acusarlos de negacionistas y de antisociales, como si de repente hubieran olvidado sus conocimientos, su juramento hipocrático y poseídos por un espíritu malvado que los hizo proliferar como hongos, dedicarse a la destrucción de la sociedad.

Y no dijimos nada, hicimos caso a los “expertos”. Los llamaron conspiranoicos, y para protegernos de ellos y de su influencia, aceptamos sin ningún atisbo de resistencia la mayor censura que ha sufrido jamás la humanidad. Y digo esto porque no es lo mismo capturar a una banda de chavales que imprime octavillas y quitarles la impresora, que lo que ha ocurrido a nivel mundial con internet, porque el control por parte del “Establishment” de la prensa, radio y tv ya viene de atrás. Si, bueno, recurro a ese anglicismo, porque si digo establecimiento, cualquiera diría que nos enfrentamos a un tío que posee una tienda de ultramarinos y quiere conquistar el mundo .
Recordando al Sursum Corda del Maresme….¿el aval científico ese donde se consigue?..Seguro que en breve lo dará una OMS, pero no antes de ser totalmente depurada o sustituída totalmente, pero lo mismo da , para lo que sirvió. Mientras tanto ese aval quién lo da, ¿Arguiñano?….Ojalá, no fuera malo, pues tiene más criterio para cualquier cosa, excepto para la cocina, jajaja, porque mira que batir con la batidora la salsa del bacalao con tomate, manda cojones. Sin embargo necesitan algo supranacional, un auténtico sunsun corda, lo que demuestra que aún no las tienen todas consigo. Pero no importa, porque no hay nubarracos en el horizonte de sus previsiones, así que no se inquietan, se lo toman con calma.

Cuando antes decía que la salud era el Santo Grial, es porque simplemente se ha convertido en la verdadera religión, solo que al no haber tenido tiempo de escribir una Biblia con sus preceptos, para que los fieles los observemos con la mayor aceptación, se los van inventando sobre la marcha. Me recuerda a “La vida de Brian”, cuando Brian pierde la zapatilla. La “comunidad científica” está sustituyendo a Dios, y a los que no adoremos a la Santísima Zapatilla nos esperan mil infiernos en esta vida. Sí, en esta, porque la Comunidad Científica no nos puede prometer otra vida después de esta, ¿o van a tener los santos cojones de hacerlo?.
Nos tildarán de herejes, de adoradores de pseudo-ciencias paganas anteriores a marzo de 2020. Pero no es eso lo peor. Porque la vacuna no es otra cosa que la distribuición de la Eucaristía entre los fieles, la rueda de molino, el bautismo, comunión y confirmación. La criba a la que nos someterán con cada vacuna, porque los que más adelante abráis los ojos y decidáis apostatar, seréis cribados. Aunque dudo que para entonces, cuando recordéis lo que les pasó con vuestra connivencia a los que fueron cribados en primer lugar, os atreváis a rechistar.
Seremos segregados, hasta nuestras familias desconfiarán de nosotros. Os molestará, ya os molesta, sentir la ligera sospecha de que nos consideramos superiores a vosotros. No importa, eso será solo vuestra conciencia que sabe que no actuáis bien, pero no la hagáis caso, ya que en vuestra nueva religión no hay lugar para la conciencia.
En breve no podremos viajar, ya está pasando. Nos queda el tren y el bus, pero no por mucho tiempo. Por la calle podremos caminar si nos identificamos, bien sea con un brazalete cosido al abrigo, o con la obligación de llevar mascarilla, ya que los fieles no váis a llevar. Y ante esa texitura, optaremos por no salir, hasta que molestemos a los vecinos y nos realojéis gratis en sitios que ahora mismo ya están barajando. Seremos baneados en todas las redes sociales, y si eso no ocurre será porque no podremos acceder a la red, no sea que nuestra basura vírica aprenda a montar en wifi.

Estados Unidos, Israel, Dinamarca, Alemania, Estonia, ya han comenzado el proceso de segregación. En Inglaterra no van a tardar. En algunas ciudades de Alemania ya está prohibido entrar en tiendas y restaurantes.
En la España del siglo XVI, ese lugar cerril, carpetovetónico y oscurantista, se paralizó por completo el proceso de conquista ante el dilema de si era ético o no el irrumpir así en un lugar que se creía que debía de ser el paraíso terrenal. En la Junta de Valladolid se puso a debate entre las mentes más preclaras de la cristiandad (excluyo a Bartolomé), lógicamente esos eran los miembros de la llamada Escuela de Salamanca, aunque no pudo estar Francisco de Vitoria, por causas ajenas a su voluntad, al morirse. No debatieron en base a preceptos religiosos, sino en base al derecho natural y la ética. ¿Existe hoy algún poder que sea capaz de parar esto, alguna comunidad ética que sea capaz de enfrentarse a la famosa comunidad científica? no, pues por eso (estas tres palabras, joder, me voy a abrir una cuenta de gmail a ver si está libre. puesporeso@gmail.com)*. Sin embargo, la nueva OMS, cuando sea nueva, se encargará de esos temas éticos, será el nuevo Vaticano , pero posiblemente se cambie el nombre y se llame OHMS, es una idea, necesitaréis un símbolo, y la letra omega simboliza el final, el final de aquellos tiempos.
Yo, como hereje que soy, idolatraré cualquier cosa, por ejemplo, a Michel Houellebecq, y entre el campo de la norma y el campo de batalla, eligiré vivir en este último.

Por cierto, el título de la entrada, por si alguno que lo vio pensaba que iba a hablar de Mariano Renovales, pues no, quizás en otra ocasión ya que su vida o su persona es tan contradictoria que da para mucho. Yo solo quise rescatar su grito de guerra, Hostias, se acabó la humanidad, con el que se arrojaba contra los franceses a la lucha cuerpo a cuerpo en los dos sitios de Zaragoza. Siempre me hizo gracia.

*a veure si m’explico, mira, el teu baixes tota la rambla, i quan arribis on l’estàtua de Colom, vas a mà esquerra, i segueixes i segueixes i segueixes, i ja quan et cansis doncs agafes l’autobús, et puges i et baixes a Mataró. I ja per allà preguntes.

**Cabrones, los 83 que me habéis adelantado, jajajajaja

2 replies »

  1. Esto es un experimento biológico más que una vacunación. Desde que el principio activo de la gran mayoría de los remedios actuales esta basado en una modificación y no en la inhibición del estado del propio virus, la definición de vacunación, bien sea masiva o pasiva, no parece ser a lugar con lo que está ocurriendo. En este caso se trata de medicar a la a población , dado que estos remedios se basan en porcentaje positivo de efectividad, pero dicha efectividad esta enfocada a minimizar los efectos secundarios ocasionados con este virus y no a la causalidad de infeccion. Llegado a esto que diferencia hay con una aspirina para el dolor de cabeza o un hibuprofeno para la inflamación? . Al final no dejan de ser principios activos que atenúan los efectos principales de una infección. Todo acompañado con una campaña de supremacía y control parece ser el balsamo de fierabras con 50 bases distintas dependiendo del orígen de fabricación que vengan. Osea que dentro de poco seguro que hasta el en el chino del barrio encontraras una copia barata de esta medicación.
    Todo esto es opinion personal visto lo que acontece pero sólo hay que mirar como en un año se ha modificado el estilo de vida de la gente a antojo de cuatro mamarrachos y no hemos adelantado mas que un caracol a una garrapata.
    Ante todo estoy de acuerdo contigo que todo esto lleva a una segregación moral, un hipmotismo poblacional desviando la atención de asalto al poder y controlando el movimiento de las masas.

    Por cierto muy buen trabajo de investigación en los datos del principio del post.
    Saludos

  2. gracias, pero de investigación poco, solo fue leer el periódico. No sé realmente en qué acabará esto, pero sí que estoy seguro que estamos en el avión y el sargento dice que o saltas o que te da por el culo, y habrá quien salte, y habrá quien solo lo haga un poco, al principio.

a ver si lo configuré bien y se puede comentar, que por lo visto no se podía