Muamar

Hoy vamos a romper varias lanzas en defensa de Muamar el Gadafi, que bien lo merece. Posiblemente fue junto a Michael Jackson la persona más injustamente denostada del siglo XX y lo que llevamos del XXI. Pero vamos a hacer primero un pequeño esbozo de lo que era Libia 50 años A. C, (antes de comer, noooo, ….antes del coronel).

Joder, escribo esto viendo a una bandada de estorninos por la ventana haciendo unas piruetas alucinantes. Se están reuniendo para irse a África. Es increíble, jajaja, algunos coches parecen pintados de gotelé. Son miles, kkkk (miles flanagan y otro pájaro, como diría Mundstock) cientos de miles…vale,…..decenas. En cualquier caso muchos más que los que perseguían a Dois Cavalos en “A jandada de pedra” de Saramago. Que tengan buen viaje…..ellos y yo sabemos que a la Libia de ahora no van.

Es tan abrumadora la cuestión de poner los puntos sobre las íes en la cuestión libia que no sé por donde empezar…..pero empecemos por el principio, a ver si así…..

Muhammad Idris al-Mahdi al-Sanussi, al que llamaremos “Idris” a partir de ahora, porque si le llamamos Sanussi alguno creerá que hablamos de lavadoras….le podíamos llamar así محمد إدريس السنوسي, que era a lo que él respondía si se le ponía de los cojones, claro, pero mejor llamémosle Idris, Idris I de Libia, primero y último, me atrevería a decir.

Idris, posiblemente el dia de su cumpleaños, a juzgar por la oreja.

Tenía Idris 21 añazos cuando todavía no había pegado un palo al agua, y cuando los italianos invadieron la Cirenaica. Sí, porque lo de que fue Mussolinni con sus ínfulas….pues no. Cuando aquello reinaba Víctor Manuel III, al que casi a raiz de la ocupación y anexión de la Cirenaica dieron en llamar “el grande”, pero como era muy suspicaz, aparte de tener mala hostia y 1,53 de altura calzado, la cosa del pitorreo se postergó, o se privatizó, aunque no mucho, que ya no estaba la cosa para reyes. La reina consorte se llamaba Elena de Montenegro, lo digo porque alguno pensará que se llamaba Ana Belén. Ignoro si a Amadeo de Saboia, el rey que trajo a España el general Prim a lo Cid, después de muerto, iba a ser llamado “el corto” por ser de la casa Saboia, como Victor Manuel, o porque fue tan breve como Pipino. Italia aprovechó el declive del Imperio Otomano, y su posterior aniquilamiento durante la primera guerra mundial para establecerse en la zona . Si lo vemos hoy, alguno podría pensar, …normal, es un mar de petroleo y gas, de un valor incalculable y bla bla bla, jajajaja, pero es que en aquella época y esto va a resultar chocante, no tenían ni puta idea de lo que había debajo. Es más, y esto si que es para flipar, en la segunda guerra mundial, el tercer Reich, acuciado como estaba por la carencia de combustible, y dependiendo exclusivamente de los pozos de Ploiesti y de los sintéticos….envió a Rommel y el “África Korps” a tapar el hueco dejado por la desbandada italiana sin sospechar siquiera que bajo sus “panzer”, abandonados en el arcén del desierto con el deposito ya oxidado por debajo de la reserva, se encontraba la mayor reserva de crudo y gas del planeta. Ironías de la vida, que tiene estas cosas, la hijaputa. Es curioso esto, porque…queréis fuentes?. toma fuentes, segun Uderzo el de Asterix, los fenicios ya conocían la existencia de aceite de roca en Libia, jajajajaja, …pero de las fuentes francesas, ….son como “las aventuras del coronel Gerard” , cómo no te vas a reir!!!!, jajajaja

El caso es que cinco años llevaban los italianos en aquél descampado, buscando libios para darles un palizón, cuando en 1916 le correspondió a Idris hacerse con la jefatura de los Sanussi, la tribu más poderosa de la Cirenaica. Toda la lucha desarrollada por Idris contra el dominio italiano consistió en un durísimo regateo al alza sobre el precio en el que los italianos valoraban su tranquilidad en la zona. Algo que luego fue copiado hasta la saciedad en España, y que a día de hoy aún les funciona. Hay que tener en cuenta que la intención de los italianos no era otra que la de colonizar con personal agrícola unos asentamientos construídos para ellos, para los famosos “veintimille”, o 20.000 colonos, que vete a saber cómo engañaron para que fuesen a destripar terrones y escardar cebollines al desierto libio. “peor que esto no es”, digo, que sería el slogam que les presentaron a los sicilianos, pero hay que tener en cuenta que a Moisés casi le linchan por menos.

En seguida veremos como Idris, que ya se pegaba la vida padre, fue zarandeado hasta acabar de rey, y además, conseguir aparecer como artífice de la independencia. Sí, seguro que alguno ya adivinó que para eso se necesitan ingleses. Pero antes de todo eso, ocurrió que los italianos se montaron un “casus belli” necesario para sus intereses, ya que acababa de terminar la Gran Guerra y había que ser protocolario, educado y andarse con pamplinas…así que exigieron el completo desarme de los Sanussi de la Cirenaica (1)

Como estos se negaron, los italianos sorpresivamente invadieron a sus vecinos de la Tripolitania, jajaja, cuyos jefes tribales pillados por sorpresa ofrecieron el mando de sus tropas a Idris. Este, ni que decir tiene, valientemente rehusó y se las piró a Egipto, de donde vendría ya solo para temas ceremoniales, el dia de la independencia, la coronación, y poco más.

Fue Italo Balbo quién fue dando forma a Libia, al unir la Cirenaica y la Tripolitania, llamándola “Libia italiana”, y así llegaría la Segunda Guerra Mundial, la debacle italiana, la ocupación inglesa y mientras tanto…Idris …en el Cairo, gobernando Libia desde allí durante casi 25 años mediante sus hombres de confianza en Begasi, y el auspicio de los británicos, a quienes, Idris, una y otra vez, recordaba que él era el gallo, y que hicieran lo que les venga en gana mientras respeten ese punto. No como amenaza, sino como súplica, una sumisión total.

Entonces los ingleses tiraron de lápiz y regla, y orgullosos como estaban de haberlo hecho genial en Palestina, decidieron ocuparse en delinear otra zona de su influencia, solucionar la cuestión libia y darle al asunto un cariz unívoco y concreto, por lo que Idris proclama la independencia de Cirenaica. Mientras tanto los británicos presentaban ante la ONU el proyecto de unificación de la Cirenaica, Tripolitania y Fezzan, en contra del parecer de las tribus de estas dos últimas regiones, que no eran partidarias de la unión, sino de una confederación, y eso porque obligados se vieron . Era el puto afán de ordenar la vida de los demás, que es de lo que más gozan que estos hijos de la gran bretaña digo…., (allá cada país con sus cosas, ..peor es que te de por injertar flautines de Madagascar con productos hortofrutícolas para que suenen al madurar) ya que no se descubrió petróleo en la zona hasta 1960. Oficialmente así fue, claro, pero conociendo a esta gente ruín , me extraña. Teniendo todo el petróleo que se les ponía de los huevos en la península arábiga, tal vez, y digo tal vez, …Lo siento, sé que no es con talveces como hay que contar la historia, pero esta gente cuando te invita a un té es para envenenarte, y en eso no hay talvez que valga. Eso es el humor inglés, el cómo se descojonan ellos después. Que se lo pregunten a Domingo Badía, a ver si disfrutó de aquél café en la ciudadela de El Cairo. ¿En qué fuentes me baso?, en las del Nilo, no te jode, Livingston (2).

Victor Manuel III, el del chubasquero, digo

En 1949, la ONU da el visto bueno a la creación de la Monarquía Federal Independiente de Libia, que ni era monarquía, ni federal, ni independiente ni de Libia, era un mero protectorado británico que disfrutaba de estar avalado por la ONU. La ONU, juas, era como disfrutar de estar avalado por mi prima. Desde el principio, desde el minuto uno mas onu igual a cero.

Se cree el Idris que no lo ibamos a entender, jajajaja

Bueno, a ver si ..no ya si acabo, a ver si comienzo en el próximo con Muamar…..

(2) Por cierto, ya que sin querer me metí en este jardín pues….que no fue Livinsgton el de las fuentes del Nilo, fue Pedro Páez , doscientos cincuenta años antes de que se aventurase por aquellos lares algún súbdito de su Majestad Británica. Nacido en Olmeda de la Cebolla en 1564. Hoy , y por ese suceso, se llamael pueblo en su honor Olmeda de Fuentes, en la provincia de Madrid. Un pequeño homenaje de sus pilongos, lo del nombre, digo, pero se queda corto el homenaje, ¿no? Nadie fue a decir ….el señor Pedro Páez, supongo. Ya nos importó poco entonces, no te digo ahora. Cómo somos…..!!!

A ver si alguien piensa que se podía ir por allí vestido con el traje regional olmedacebollense.

(1) Hay una película que recoje ese momento, inglesa, claro. Aunque los italianos sí que la liaron parda, como en el filme, tiene el tufillo ese de las produciones británicas, ese de… como que ellos iban tirando caramelos. “Omar Al-Mukhtar “se llama, pero aquí lo conocemos como “El león del desierto”, protagonizada por el actor para todo, Anthony Quinn, claro, al que le daba igual hacer de esquimal, piel roja, beduino, griego, rumano, bueno, acabo primero diciendo de qué no hizo…solo de negro, y cuidado, que no pongo la mano en el fuego…. Véis?, no pasaron 5 segundos y ya creo que si hizo de negro, al menos en el filme aquel que hacia de Roc Brasiliano, el pirata, me parece que llevaba la cara tiznada como el Baltasar de antes. No, lo acabo de mirar y Roc Brasiliano era holandés, y Quinn hizo,,,”Retrato en negro” y “El cisne negro” pero de negro a secas no. Huyó toda su vida del encasillamiento como mejicano, que lo era, y pocas hizo para serlo, con lo que se hubiesen ahorrado en producción. De bailarina rusa, tampoco hizo , y ahora sí pongo la mano en el fuego. Otro que huyo de los encasillamientos, con mejor resultado incluso, fue Luis Antonio Dámaso de Alonso, más conocido como Gilbert Roland, el malo de las películas, al que no le corría el caballo, pero que era capaz de pincharle los leotardos a Errol Flynn con la espada . Este, aunque ahora digan que nació en Chihuahua, era más español que el botijo de Almansa y si no llega a cambiar su identidad hubiera cascado el huevo en Annual, que le tocó de quinto a Melilla. Parece que se lo olió, el cabrón, jajaja, como mi abuelo, vaya par de desertores. Bueno, interpretando al General Grazziani, Oliver Reed, y como Mussolini, Rod Steiger. Vaya tres, estos aparte de ser buenos eran el único trío capaz de beber más que el quinteto del Rat Pack, incluso con Anthony Quinn desganado.

Qué memez más grande, no mereció la pena ni usar el traductor de imagen de google. Qué bonito es ir aconsejando monsergas, y vivir en El cairo, de rey, y …bueno, …como Dos Santos, el presi de Angola, que vive en Marbella y deja a un Lourenço que da la cara y aguanta la cornamenta, encima.
Hostias, este está más enfadado que yo, no me extraña, la verdad. Bueno , a mí con estas cosas también me llevan los demonios. Es nigeriano, y es que en África, Muamar es más famoso que Bob Marley, ya veremos porqué.

a ver si lo configuré bien y se puede comentar, que por lo visto no se podía