Joseph Schmidt

“Al levantarse el telón no hay nadie en escena. Las lámparas están apagadas, las puertas cerradas y la persiana del ventanal corrida. En la puerta del primero izquierda, la llave se halla puesta por fuera. Suave penumbra invade la habitación.
Una pausa. Luego se abre la puerta del foro y entra Oshidori en mangas de camisa, con pantalón y chaleco negros. Oshidori es un criado; aunque tiene cincuenta años, en su cédula pone cuarenta y nueve, él representa cuarenta y cinco y declara cuarenta y dos. ”
Así comienza el libreto de “Tiene usted ojos de mujer fatal”, de Enrique Jardiel Poncela. Mientras tanto se escucha música en el fonógrafo, y Oshidori, interpretado pòr el fantástico Ismael Merlo, va pasando el plumero al tiempo que recoge delicadas prendas femeninas esparcidas por el salón de la casa. Se le ve disfrutar por el modo de pasar el plumero. Tremendo Merlo…”no se desespere por muchas tardes que tarde en llegar esa tarde”, parecía advertirme.   https://www.youtube.com/watch?v=lsAqPTXpb2M
Nos detenemos ahí, escuchando una magnífica napolitana cantada por una voz tan potente, que me obsesionó durante años, y que hasta la llegada de youtube no pude averiguar quién era el intérprete, ya que los datos disponibles eran escasos. Únicamente el supuesto título como dice Jardiel…..
“Comienza la acción a las tres de la tarde. Otoño. Al levantarse el telón, la escena sola. El fonógrafo se halla funcionando con un disco del “O Marie”. Una pausa durante la cual se oye el “O Marie” a más y mejor. Después entra Oshidori por el foro, se dirije al fonógrafo y lo para. En ese momento rompe a sonar el teléfono, y coincidiendo con él entra Pepita por la derecha.”
Sin embargo, con ese título solo venían canciones de Perry Como y otro , que no me hacían ni sospechar que era el mismo tema, ….aunque lo era. Hay que tener en cuenta que cuando ví en Estudio 1 “Tiene usted ojos de mujer fatal” (1975), adolecía yo de lo que adolecemos los adolescentes en la adolescencia, o sea, de cultura musical.
Gracias a Shazam, la app, pude saber de quién se trataba y buscarlo en youtube.  https://www.youtube.com/watch?v=Qh9K2lvks44
Ahí estaba, ….genial, el único quizás por encima de Miguel Fleta. Lo puse de soniquete en el móvil y eso me hizo perder amigos, que me decían que no les cogía la llamada, pero ¡cómo responder y cortar esa lindeza!.
Se trata de una composición de Eduardo de Capua. el mismo del “Oh, sole mío”, y se trata al igual que esta, de un aire napolitano, o sea una napolitana, pero sin relleno de chocolate. Sí, es bien sabido que los gondoleros, gente grotesca, soez y abyecta donde los haya, o son todos napolitanos o es que en Venecia gusta mucho el género. Aconsejo ir a Venecia en invierno por muchos motivos, realmente por todos excepto por uno, y es que los gondoleros están a la busca de clientes y son tan agresivos al hacerlo que cuando les dices que pasas olímpicamente de hacer el tarín en la puñetera góndola y apoquinar 100 pavos para ir de aquí hasta allí, lo único que sale de sus bocas es “cazzo, stronzo y terrone di merda”.
Aunque Schmidt era bastante bajito, 1,45, vamos a darle crédito hasta el metro y medio, porque con esa voz tan potente el 1,45 debía ser de contorno de pecho.

Nació en una aldea de la Bukovina, t.c.c*. Besarabia, en Davidyvka, el óblast de Chernivtsí y estaría bien decir a qué país pertenece, pero es que en la Bukovina te acostabas siendo austrohúngaro y te levantabas , ruso, ucraniano, polaco, turco o rumano indistintamente. Digamos que pertenecía a una región que tenía el mismo problema, cuyo nombre era Galitzia, y que en el momento del nacimiento de Schmidt pertenecía al Imperio Austro-húngaro. Hoy en día la Bukovina septentrional pertenece a Ucrania y la meridional a Moldavia. Pero da igual, porque aunque le pongas el gentilicio que te de la gana es uno de los peores sitios para nacer en los años en que nació Joseph, cuatro años depués de la muerte de Verdi, o sea en 1904.

Lo tuvo todo en contra el hombre, en una Europa convulsa, con un país a punto de desarmarse por los cuatro costados, y siendo  además judío. Pero ….¿a donde va un judío que lo tiene todo en contra en aquellos años?….A Berlín, claro, y allí se plantó en 1928. Sí, solo quedaban 5 años para que llegaran los nazis, pero si le has oido cantar comprenderás que el éxito fue arrollador, nadie dudaba al oírle de su excelencia, y todos querían contratarlo. Sin embargo, cuando le veían en su metro y medio inmenso, todos se echaban atrás, no daba la talla para la mayoría de las óperas habituales. Grace Moore con él parecía Mari Carmen con sus muñecos. Hizo una gira por norteamérica, muy exitosa, y los guiris, guasones ellos, le bautizaron como “The Pocket Caruso”.

En Alemania fue conocido como “der Stadtsänger”, ya que el hecho de no poder actuar en los mejores escenarios no le impidió grabar y cantar en la radio, y dejar a todo el mundo patidifuso. Pero como tanta excepcionalidad a la fuerza se tiene que ver contrarrestada por alguna carencia, lo mismo que Dios da chepa a quienes le salieron mal, a este hombre dueño de la mejor voz de la historia, le dio el don de la peor ubicación posible, o sea, la mala suerte que le persiguió desde que nació. Vamos, que si monta un circo le crecen los enanos, pero él no.
Cuando las cosas comenzaron a ponerse feas, allá por el 38, él, que disfrutaba de una fama enorme y merecida, se encontró de repente con la prohibición para los judíos de trabajar en cualquier ámbito. Sus grabaciones fueron buscadas y destruídas, y pasó de ser “el tenor del pueblo” a ser fuente y causa de serios problemas para quién conservara un disco suyo. Intentó ir a los Estados Unidos, pero nadie se arriesgaba a darle una mano, por lo que se dirigió a la Francia no ocupada. Allí estuvo hasta que por el año 42, los franceses comenzaron a entregar todos los judíos que no mataban a los alemanes , y entonces es cuando decidió, ante la imposibilidad de ir a los Estados Unidos, entrar en Suiza..ya se sabe, país neutral, por los cojones.

En Girenband, cerca de Zurich fue detenido. Al pedirle la documentación y ver que se llamaba Joseph Schmidt, es de suponer que se echaron a reir y que pensaran que eran papeles falsos. Joseph Schmidt allí debe ser como Paco García en España. De allí fue enviado a un campo de refugiados del que salió para ser destinado a un destacamento de trabajo, y allí resultó que los encargados de subir a la gente a los vagones le recordaban, y cuando le tocaba subir a él, le mandaban al final de la cola de nuevo, ….y así durante…. varios días. Pocas cosas hay peores que morir en una cola, sea esta para lo que sea, por eso a mí no me gusta nada eso de hacer cola Cuando se fijaron en él ya estaba que no podía levantarse, le llevaron a la cantina de la estación, donde su corazón ya no aguantó más y así acabó sus días, a los 38 años la voz más prodigiosa, porque con todos los respetos , Enrico, …no tendría tu sapiencia, tu temple, pero ……”El Caruso de bolsillo” fue el más grande. Está enterrado en Friesenberg, y en su lápida pone…”Ein Stern Fäll” (una estrella caída).

Screenshot_5

  • También conocido como

a ver si lo configuré bien y se puede comentar, que por lo visto no se podía