José de Escandón (3)

 

Como dijimos en la primera parte, el partido de los montañeses estaba principalmente formado por el Marqués de Altamira, Pedro Sánchez de Tagle, a la cabeza, como Auditor de Guerra y Hacienda en la capital virreinal, las Marquesas de San Miguel de Aguayo, Ignacia Javiera* de Echeverz hasta 1733, y Maria Josefa de Azlor -1776, y los de Xaral y Berrio, Miguel de Berrio y Zaldívar, así como los condes de San Pedro del Álamo, Francisco Valdivieso y Mier y Barreda y el Conde de San Mateo Valparaíso, Fernando de la Campa-Cos y De Cos.

Este poderoso clan cántabro poseía en Nueva Galicia, Nueva Vizcaya, Zacatecas, Guanajuato y Querétaro enormes e importantes haciendas, especializadas principalmente en la cría extensiva de ganado mayor y menor. Ni que decir tiene que Escandón era la espada y la mano ejecutora de este, …no sé si llamarlo Círculo, ya que lo que 100 años después fue conocido como el Círculo de Santa Fé en Nuevo México, solo fue una caterva de aficionados en comparación con estos.

Palacio de los Condes de San Mateo Valparaíso, en México D.F.

 

Cuando se tuvieron noticias de pequeñas incursiones inglesas al norte del Seno Mexicano, el rey Felipe V, ordenó, por Real Cédula de 10 de julio de 1739, que el Virrey y la Real Audiencia de México formaran una junta de guerra y hacienda para estudiar la cuestión, fijase las condiciones y financiación, así como que se eligiera al hombre que fuese capaz de llevar a buen término el proceso colonizador.

Durante siete años no se llegó a ejecutar la Real Cédula, ya que estaba como Virrey Pedro de Cebrián, el Conde de Fuenclara, aragonés, y algo pusilánime, que no pertenecía a ninguno de los dos clanes. Como habían pasado ya unos años y no se ejecutaba la Real Cédula, ….”enfermó”. Solicitó entonces su traslado a la península y se le nombró Embajador en Viena. Automáticamente fue nombrado nuevo Virrey un montañés, el reinosano Juan Francisco de Güemes y Horcasitas, primer Conde de Revillagigedo y 41º Virrey de la Nueva España.

Ahora sí se llevó a cabo la reunión entre el Virrey y el Auditor de la Real Audiencia de México, que era el también montañés Pedro Sánchez de Tagle, Marqués de Altamira. Lógicamente, el hombre elegido para colonizar el Seno Mexicano llevaba ya unos años esperando, como todos los demás, la sustitución del antiguo Virrey. El 9 de julio de 1746 tomaba Revillagigedo posesión del cargo de Virrey, y el 3 de septiembre de 1746, José de Escandón, ya coronel, fue elegido lugarteniente del Virrey para ocupar, pacificar y colonizar la Costa del Seno Mexicano.

José de Escandón había llegado a la Nueva España como cadete de la Compaña de Caballeros Montados Encomenderos de la ciudad de Mérida, cuyo capitán era el también montañés, Don Antonio de la Helguera Castillo. A los 15 años ya ostentaba el grado de teniente.. Eso sí que es una manera abrupta de ascender. En 1718, o sea cuando contaba con tan solo 18 años, expulsó a los ingleses de la isla de Tris, en la laguna de Términos, en Campeche. Estos ingleses estaban comandados por el Almirante Vernon** y huyeron refugiándose en Belice y algunos hasta en Jamaica. Sin embargo regresaron, volviendo a ser derrotados. En este segundo combate murió el gobernador Alonso Felipe de Andrade. En 1727 reprimió Escandón la sublevación de la nación Pame en Celaya, así como las rebeliones en Real de Minas de Guanajuato, en San Miguel el Grande; fue en Querétaro, en donde por su crueldad se ganó el ser conocido como “el exterminador de la nación Pame”. También “pacificó” a la nación Jonás. El último cocoyón murió antes de que le inmortalizara algún Fenimore Cooper novohispano, que al igual que “Uncas” que en la novela inglesa fue muerto por hurones, en el caso del último cocoyón fueron los “apaches” los que acabaron con él. Pero ya hablaremos de eso cuando toque.

Palacio del Marqués de Jaral y Berrio, hoy Palacio de Iturbide, en Ciudad de México. Estos pájaros se construyeron unos casoplones que son los mayores exponentes del Barroco Novohispano….
Mejor no pongo más, porque… vaya con los pasiegos de los cojones. Me voy a arriesgar a hacer una observación, sin ninguna prueba, lo cual no es mi estilo, pero…..ahí va….Estos tenían que ser unos hijos de puta, hombre, ….

Como estos peluquines empolvados no me interesan lo más mínimo, dudo que vuelva a hablar de ellos. Si hablaré de José de Escandón, aparte de que así se titula la entrada, y hay que reconocer que Escandón se las trajo tiesas con la apachería, mientras que los “marqueses de la chorra pelada de los cojones” ni se acercaron por el septentrión del virreinato.      En la siguiente entrada nos retrotraeremos unos veinticinco años atrás del momento en el que Escandón pudo exhibir la Cédula Real para la colonización de la futura Nueva Santander, e iremos  más al norte, a la provincia de la Nueva España llamada Nuevo México, o más exactamente…Santa Fe de Nuevo México. Allí, en 1718 se estaban produciendo una serie de acontecimientos que además de precipitados eran …asombrosos. ¿cual era el motivo por el que la apachería (apaches faraone, sierrablanca o mescaleros, jicarillas, carlanas…etc)  se estaba dirigiendo a las misiones y a los presidios solicitando el bautismo en masa? ….Dentro del contexto internacional, desde 1717 las Españas estaban en guerra, en la que fue conocida como la guerra de la cuádruple alianza, pues Inglaterra, Francia, Holanda, (Provincias Unidas) y el Sacro Imperio Germánico formaron una cuádruple alianza para combatir a la España de Felipe V, y por consiguiente también a la Nueva España. ¿Se estaría poniendo el sol?, ¿o sería tan solo un puto nubarraco? Calle, calle, por Dios, ¡que se va a poner!….

Screenshot_10

El jefe apache jicarilla llamado Garfield “Velarde”, aunque con un anacronismo de 100 años, ya que es un daguerrotipo de 1850, pero nos da una muestra del tipo apache jicarilla.

Screenshot_15

Arriba, Victorio, jefe apache chiricahua, de nombre Pedro Cedillo, mestizo nacido en Chihuahua y raptado por los chiricahuas en la tierna edad. Se le cita en uno de los mejores westerns, o de las mejores películas en general, diría yo,  que se han filmado, “La venganza de Ulzana”, dirigida por Robert Aldrich. Los apaches a los que persigue el grupo de McIntosh, (Burt Lancaster), liderados por el teniente Garnett DeBuin (Bruce Davison), es una Banda que comanda Ulzana, y que trata de atraer y alejar a la caballería de los U.S, para así dar una oportunidad a los ancianos, niños y mujeres del grupo de Victorio.

MV5BYmRmNmVjNTEtMGQwNi00YzZjLWIyOWMtMzM0ZGVkNzNkZjM3XkEyXkFqcGdeQXVyNjc1NTYyMjg@._V1_SY1000_CR0,0,666,1000_AL_

cats.jpg

A la izquierda Blas de Lezo, a la derecha Edward Vernon

* Hay que ser un padre muy “especial” para llamar a tu hija Ignacia Javiera. Eso suena mal ahora y seguro que antes también.**

Edward Vernon es el mismo que en el año 1741, al mando de una inmensa flota de 190 navíos y casi 30.000 soldados fracasó rotundamente en el intento de conquista de Cartagena de Indias y que en su fuga abandonó la mitad de los navíos en los que había venido por falta de hombres para tripularlos. Y es que en Cartagena se encontraba la bestia negra, el palo en el culo de los británicos, aquél que dijo que todo español que se precie, orina mirando a Inglaterra, Don Blas de Lezo.

 

a ver si lo configuré bien y se puede comentar, que por lo visto no se podía