La “Frasca” Domínguez

Supongo que si esto lo lee un argentino pensará que va de música pachanguera que decimos aquí y de “cuarteto” que llaman ashá, por la sonoridad similar que tiene el título de la entrada con uno de los triunviros oficiales de la historia del cuarteto, La “mona” Jiménez.

Escuché por primera vez “la mona Jiménez” de boca del gran Carlos Nuñez Cortés, el pianista de Le Luthier….creo recordar que era así o similar, disculpad la memoria….Dice Rabinovich…¿Y qué pensarán los grandes genios de la música? …Bach, …Beethoven, añade Mundstock, …….La “mona” Jiménez, …dijo Nuñez, jajajaja, y sin haber escuchado a La mona jamás,  supe que no debía hacerlo ni en bromas, por la cara que pusieron todos.  Sin embargo, un día me pudo la curiosidad y me estuvo bien, por  capullo.

Screenshot_4

La “mona” Jiménez, el mismo y día y momentos antes de que compusiera su mayor éxito…su santo y seña……”¿Quién se ha tomnado todo el vino?”     https://www.youtube.com/watch?v=qFQwXpJ-51A

*Con la foto era suficiente, no sé porqué pongo el enlace, …no me quedo yo tranquilo, ¿y si alguien pincha en el?,,..,.bueno, yo..¿avisar avisé?..siiii…¿hacerme caso me hicísteis caso?  …..mnmmmm

Decir ya de paso que el cuarteto es un estilo de música específicamente cordobesa, pero de Córdoba La Docta, no la Califal; justo en el centro geográfico de Argentina…Dirá alguno…nooo, está más al norte, vale, sí, pero espera un poco que actualicen los mapas, que cuando os descuenten La Pampa, Rionegro, Chubut, Neuquén, y Santa Cruz, en manos hoy en día de los Israelís, ..qué israelís ni que hostias, de los judíos queria decir, ….quedará más o menos en el centro. Por eso os ponen los partidos de la superliga desparramados en la semana, para que no os de tiempo ir a expulsarlos….A ver si en un parón….ahora que llega allí el veranito os ponéis de acuerdo y  corréis  a gorrazos a esos forros. Tranquilos, no os pueden acusar de antisemitismo (y si ois acusan qué?, qué coño hacen allí?) porque son Kházaros, y esos serán judíos, pero no son semitas.

Bueno, después de esta divagación prescindible…vamos a lo que vamos.  La “frasca” Domínguez. La frasca es como se conoce en el Levante español y en el sureste de Andalucia a esa botella, generalmente de vino, cuadrada, con un tapón de corcho de considerables dimensiones. Quién no recuerda “Verano azul”, donde en el bar de “Frasco” se servían “frascas” de vino de esas , que tanto le gustaban a “Chanquete”.

Bueno, todo viene a resultas de que en un 10 de Julio, del año de 1831, festividad de San Pascasio de Nantes, dato este que no aporta nada a lo que es la historia en sí, pero que igualmente tengo que decir, porque para eso lo sé, para que un 10 de julio vaya yo y diga que es la festividad de San Pascasio de Nantes. Pero no conozco a ningún Pascasio ni aquí ni en Nantes. Tal vez en Japón, Casiosan, el relojero. …. Como decía…navegaba un falucho guardacostas español de nombre San Josef, entre Calahonda y Adra, en la costa granadino-almeriense. Al ver acercarse a una embarcación, sospechosa de contrabando, como todas lo son hasta que se verifique, el teniente de carabineros Dominguez ordenó perseguirla para abordarla e inspeccionarla. Como en aquellos tiempos los aduaneros tenían barcos más rápidos  que los de los contrabandistas , por la simple razón de que estos solían ir repletos de género (el delito por el que se les encausaba si los atrapaban era de contrabando, no de género) alcanzaron la barca que iba aligerando peso y empetada de gente mal encarada y numerosa.  Se  procedió, entonces, con el operativo habitual.. Se pusieron lo más cerca posible de ellos y a grito pelado, Dominguez,  les pidió que se detuvieran que los iban a inspeccionar, nah, control rutinario….!Caramba, no se detenían los supuestos contrabandistas!!!,….. todavía no sabemos si lo eran , así que son supuestos, supuestamente,  y eso es algo que supuso a la primera el avispado Dominguez, y comenzó a barajar todo tipo de supuestos para tratar de anticiparse, mientras el falucho se acercaba lentamente.  Trataba de encontrar una palabra, la que le aclarase que es lo que en realidad eran, la palabra que los defíniera realmente, ..y la encontró, lo que en realidad eran…eran… !!!eran  unos hijos de puta…!!! además ,confirmados, ya que tiraron de una especie de mantas y dejaron al descubierto dos feas carronadas, que para quien no sepa lo que es ..digamos que es al cañón de 8 libras… como el trabuco bocón lo es al mosquete de los migueletes, una cosa de asustar. Es todo boca de fuego, de avancarga y lo que metas sale y se lleva todo lo vivo, jajajaja (J.M). Lo inventaron los escoceses, en Carron, de ahí el nombre, porque si lo hubieran inventado en Carrión de los Condes, se llamaría carrionada, sin lugar a dudas.

Screenshot_11

El Victory llevaba cuatro en Trafalgar y nos jodió vivos con ellas, claro que aquéllas eran más grandes y todos llevaban, pero los ingleses sabían usarlas para limpiar cubiertas.  Lo mejor es que no te pongas delante de una, aunque sea pequeña, porque ni ve , ni conoce, ni cree en Dios. Aunque dispararon las dos carronadas los -ahora sí-..”contrabandistas”,   no consiguieron demasiado, ya que no estaban en la cortas distancias,  que es cuando una colonia de hombre se la juega???* (jajaja, publicidad, pero no recuerdo la marca) pero tampoco estaban como para ponerse a hacer un recuento de daños porque se disponían rápidamente a cargarlas de nuevo.

La cosa lleva su tiempo, es casi como cargar una hormigonera de obra a paladas, pero como todavía no estaban lo bastante cerca para abordar, Dominguez se puso de los nervios y los escasos cuatro metros no se reducían. A esa distancia, si les daba tiempo a realizar otra descarga, estaban fritos, …y la distancia apenas se acortaba….entonces es cuando Dominguez tiene lo que no sé a ciencia cierta si fue una feliz idea, pero como había que hacer algo, y rápido, igualmente se decidió. Vio un fogueiro portugués encendido, y dedujo que era para el atizador, ya que no iba a ser para unas sardinas a la brasa.  Cuando salió del ensimisme, se dio cuenta que no era el momento de pensar en parrilladas , y entró ligero en la bodega, sacó varias frascas que allí había y las arrojó a la embarcación una tras otra, acertando todas de pleno, y montando un pifostio enorme. Al poco casi todos los que allí iban, ardiendo con ganas,  se arrojaron al mar con más ganas aún. Luego se sacaron 18 rescoldos del agua, medio cocidos, sin espiritu combativo, rendidos a super Dominguez.  Aquello parecía más una patera que un barco contrabandista, por el atiborre de personal, y por el tono moreno de la piel curruscante.. .  Hubo por parte del falucho aduanero cuatro heridos, uno muy grave, precisamente el teniente de carabineros D. Manuel Josef Domínguez, que en su frenesí se había achicharrado el 30 por ciento de si mismo, y una buena parte de la parte de sotavento  del contramaestre,  que profería unos gritos absolutamente inenteligibles, ya que era murciano,  y también dos  marineros del San Josef, que estaban que echaban humo, literal y figuradamente. (no sé que pinta aquí la f de Josef,  pero lo estoy leyendo de la “hemeroteca” del Contemporáneo, en la sección de sucesos Granada-Motril 1831, y viene así, Josef. No hubo que lamentar víctimas mortales, en lo referente al asunto que nos ocupa, pero leo aquí, en las necrológicas, ……vaya, vaya, pobre señora, murió anciana, joder, qué longeva,  224 años, de Pinos del Valle, lo conozco, anda que no tiene curvas el pueblo. Cerca de Dúrcal. Su longevidad se deberá sin duda al agua de Lanjarón, cuyo manantial se encuentra allí cerquita. Hay un dicho …”Agua Lanjarón , buena para el corazón”, claro, eso es, …yo como bebo agua de Bezoya.. “Bezoya..buena para…..paso, se me dan fatal las rimas.

día de hoy se desconoce la genuina composición del líquido inflamabe que lanzó el teniente Domínguez, (mal, la verdad, lo lanzó fatal, según el testimonio del contramaestre y de dos marineros… “de puto culo”, coincidieron estos últimos… ) . ¿Qué había en las frascas? ¿Acaso sería aguardiente de Cazalla de la Sierra?, que a los carabineros les gustaba un poquito…¿quizá sería aceite de roca? ¿o bien era azufre? .¿o, solo fue que tiró lo que tenía a mano porque los iban a freir a tan corta distancia con las carronadas?***. No sabemos, …lo que sí se sabe es que la idea no cayó en saco roto, y al poco tiempo …..105 años,  (es poco teniendo en cuenta la longevidad de la señora de Pinos de la Ribera)…. aún se recordaba la “frasca” Dominguez , y tanto los republicanos churrascando tanquetas italianas Ansaldo, como los franquistas haciendo lo propio con los T-26 de fabricación soviética, iban con una botella rellena de liquido inflamable, incluso eran aún más habilidosos que D. Manuel “Bonzo” Domínguez, el precursor. Luego, en la guerra de invierno, en el 39,  los finlandeses le pusieron al cóctel el apellido Molotov, por un grupo de rap mexicano,  o tal vez, pero no creo…nah, , por el ministro de asuntos exteriores de Stalin. Pero es tan español el invento como el alhambre de espino granadino, que se diferencia del alambre normal solo por la h intercalada…alhambre, jaja.,o como el pastor eléctrico directo al enchufe de red, (broma pastoril) o como la ley de fugas, y es que en cosas de joder al prójimo, tenemos ingenieros titulados, no como en Mexico, que se llaman entre ellos doctores o ingenieros, y…. aparte de la piñata…(y no lo busques, déjales eso al menos…). ¿Deberíamos llamarlo entonces…. “Coctel Domínguez?”, no,  ni de coña. Lo de Domínguez era una frasca. Con fuego amigo, pero frasca.

*Brummel, pour homme

***Esta posibilidad es fácilmente descartable porque también había jamones de Trevélez incautados a un esquife ese día por la mañana, y no se arrojó ninguno.

Categories: Hitos, Uncategorized

Tagged as: , , ,

a ver si lo configuré bien y se puede comentar, que por lo visto no se podía