Charles Fletcher Lummins

The Spanish Pioneers, [Chicago 1893]. Este fue el título bajo el que Charles Fletcher Lummins publicó la mayor vindicación que se ha hecho sobre la hispanidad y la conquista de América. Por supuesto también ha sido el que más intentó , aunque infructuosamente, hacer ver a sus compatriotas que habían sido víctimas de un engaño o un fraude diseñado y llevado a cabo meticulosamente por los ingleses en su afán de borrar todo vestigio hispano, lo que aquí llamamos “La leyenda negra”,…Si bien no lo consiguieron del todo en lo que fue la América española, aunque a día de hoy los efectos de la leyenda son devastadores y son creídos como una verdad absoluta desde el río Grande hasta la Tierra de Fuego, en Norteamérica no quedó ni en la memoria ni en la historiografía el menor vestigio del paso de los españoles.
Al no identificarse los norteamericanos con los amerindios, en las escuelas se enseña que la colonización empezó en 1620 cuando llegó el Mayflower, con los peregrinos, que fueron pocos y que quedaron cincunscritos a un pequeño radio del lugar donde pisaron tierra, que corresponde a lo que hoy son los estados de Massachusetts y Connecticut, o sea, en una extensión de unos 32.000 kms cuadrados. Para hacernos una idea más clara conviene recordar que Cataluña tiene 32.160 kms cuadrados. Y en 1620 eran tan solo un centenar de colonos, cierto es que había habido algún que otro colono anteriormente ya que Jamestown, Virginia, fue fundada en 1607, pero entre los ataques de los indios, de los españoles, de los 200 que murieron de hambre en invierno, y los sesenta que fueron devorados por sus compatriotas en el fuerte….quedaron tres o cuatro centenares, que fueron masacrados en su totalidad por los indios Powhatan.
Y es que el problema es que no había absolutamente nada comestible, y los pobladores nativos, aparte de belicosos, recurrían frecuentemente al canibalismo, y no se solían alejar mucho de sus fuentes de alimentos. Y es que justo cien años antes, en 1523, consiguió Lucas Vázquez de Ayllón la cédula Real que le permitía explorar hacia el norte, buscando el paso noroeste, del que se desconocía por completo la ubicación, en el afán de llegar a las islas de las especias. . No se sabía donde estaba el paso del noroeste, pero sí se sabía lo chungo que era atravesar el pacífico. Como llevaba permiso para poblar y fundar, aparte de la necesidad de reabastecerse, al pasar por la costa de la actual Carolina del Norte y la actual Virginia, el bueno de Lucas se dijo….”Este parece un buen lugar para fundar, y quién sabe, con suerte, igual poblamos” . Así se fundó la primera ciudad de Norteamérica, y se dio en llamar…San Miguel de Guadalupe. Sin embargo el ojo de Lucas Vázquez de Ayllón era como el de Pánfilo de Narváez. No podía haber elegido peor lugar ni hecho de encargo. . Los indios no les daban comida, ya hemos dicho que no tenían, jajaja, pero utilizaban a sus mujeres como cebo y los dos o tres donjuanes que se atrevían a adentrarse en la espesura con las mujeres no volvían a ser vistos. Se llegó a pensar que habían encontrado comida y se habían olvidado de los compañeros, lo que propició que quienes salieron en su busca corrieran la misma suerte y asi, los que se quedaron fueron atando cabos….Los primeros en atarlos fueron los porteadores negros, que aunque nunca esperaban nada, decidieron desertar en masa, sin ni siquiera decir…”hasta luego, Lucas”*. Nunca se supo de ellos, pero si lo lograron tampoco nos lo iban a decir, claro. Cuando ya lo de lucir el palmito de las mujeres dejó de funcionar y no hacía venir a la comida, los ataques fueron constantes. De los seiscientos que iniciaron la expedición regresaron a Santo Domingo , y muy maltrechos, solo 150. Allí quedó Lucas, y 450 más. Algunos, en su locura producida por el hambre se adentraron tierra adentro y jamás se supo de ellos, pero se cree que tanto los que se fueron como los que se quedaron perecieron de hambre o devorados. Yo intuyo que, o bien los españoles hicieron correr la voz de que aquél era un sitio formidable, con tías guapas por doquier, cariñosas hasta decir basta, vamos,mucho mejor que Punta Cana, fértil, abundante…o sino me es muy difícil creer que la primera colonia de los ingleses fuese allí cerquita. Picaron el anzuelo y fundaron allí Jamestown. Los nativos no salían de su asombro ya que hacía tiempo que no incorporaban a su dieta carne tan exotica, y solo los más viejos recordaban haber oido historias que rayaban más con lo mitológico que otra cosa. Así acabaron los jamestowners, como acabaron Lucas Vázquez de Ayllón y sus sanmiguelguadalupeños.
Por lo tanto no se puede hablar de un asentamiento inglés serio, con vistas a la colonización y la exploración hasta más o menos 1713.
Llegados a este punto se comprenderá mejor la lucha personal que entabló Charles F. Lummins para abrir los ojos de sus compatriotas a la verdad, que no era otra que 150 años antes que la creación de las trece colonias existían ya en lo que hoy es territorio estadounidense nada menos que …tres universidades, multitud de ciudades fundadas, una economía viable, caminos, minas, mercados, relaciones comerciales con multitud de pueblos indígenas, iglesias, conventos, y al menos 5 periódicos, y en esto hay que decir que el primer periódico norteamericano no se fundó hasta 1704, (The Boston News-letter).

DeepinScreenshot_Seleccionar área_20181011052133

Bueno, esto era un pequeño spoiler, no me voy a referir a lo que ya viene en el libro, solo decir que, manda cojones, me pasé casi un año traduciendo este libro, ya que hace tres años era imposible encontrar una digitalización en castellano de él,(sí en inglés) y mucho menos una copia física. Traducción había, creo que de 1916 o 1922, la misma de las posteriores ediciones de 1930, prologada por Miguel Primo de Rivera, el cual en un tono muy de la época ensalza y da las gracias a Charles F. Lummins, pero el pobre había fallecido ya dos años antes. Después se hizo otra edición en 1968 y para de contar. Ya sabemos lo que pasó después, que nos fuimos creyendo nosotros mismos la leyenda negra, y por lo tanto encontrar una copia traducida del libro era totalmente imposible. Aunque creo que mi traducción es mucho mejor que la de Cuyás y Altamira, voy a subir la traducción original, que para más cojones se digitalizó poquito después de acabar yo la mia jajaja, pero fue divertido. Para el que desconozca, o para el que sea víctima de la manipulación inglesa, esta lectura le va a resultar todo un placer inusitado.
Para el que no sepa hasta qué punto llegó la presencia española allí, esto…California, Arizona, Colorado, Nuevo México, Texas, Alabama, Mississippi, Arkansas, Kansas, Florida, Louisiana, Virginia, Georgia, Carolina del Sur , Carolina del Norte, Tennessee, Oklahoma, Oregon, Nevada, algunas partes de Canadá, la costa oeste, lo que ahora es la Columbia Británica, y por el centro hasta Winnipeg, y Alaska, sí, Alaska, porque llegaron noticias de blancos que entraban por el norte, y preocupados por si se trataba de ingleses o franceses, y yendo a por ellos, se construyeron torres defensivas,…luego resultó que se trataba de rusos, y en España nadie sabía quién cojones eran esos, pero se pensó que al no ser tampoco holandeses no habia por lo que alarmarse, así que no lo dieron mucha importancia.
Salvador Fidalgo fundó la ciudad de Cordova, en Alaska, en honor al capitán general de la Armada, Luis de Córdova, de ahí que se escriba con uve. También en Alaska…Puerto Valdez, en honor al ministro de la Armada, Antonio Valdés.
Hala, a disfrutar de la lectura, que hay que leer, cojones, que antes éramos analfabetos pero ahora somos desleídos, (como el café americano), que es peor. Y claro nos cuentan lo que se les cantan las pelotas y nos lo creemos, pues no, y otro día ya hablaré de Julio Carlos González, que todo está documentado, pero este país de chichinabo se dedica a escanear cualquier cosa y para los documentos del Archivo General de Indias y del Archivo de Simancas hay que ir allí a leerlos y luego te piden que te quedes voluntario a escanear…que se quede su puta madre.

DeepinScreenshot_Seleccionar área_20181011052022

Ah, se me olvidaba, hay que hacer notar el hecho de que Lummins publicó el libro en 1893, y que fuera de sus amigos no consiguió mucho apoyo ni mucha credibilidad a nivel estatal, y es que, mala suerte también…..ya estaban planeados los acontecimientos que nos abocaron a la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas. No creo que McKinley, y mucho menos aunTeddy Roosevelt, estuvieran interesados en el reconocimiento y en organizar actos de desagravio para con España, y creo que el actual presidente ….no sé, …quizás si le damos el Príncipe de Asturias, …dos, ..o tres..el de cooperación y el de los deportes…no sé….habrá que pensarlo…y algún Goya.

Aquí pongo el enlace para descargar el pdf del libro, …

1-Los exploradores españoles del siglo XVI.- Charles F. Lummins

2-Los exploradores españoles del siglo XVI.- Charles F. Lummins

A falta de uno, ahí tenéis dos. El primero tiene fotos, el segundo no.

*Disculpad la bobada, es que se me puso tan a guevo…pero no lo voy a quitar. Puede que lo dijeran, por lo bajini, pero no hay constancia de ello, …si escanearan el archivo general de indias de una puta vez….tal vez. Ah, aprovecho el momento para avisaros que se aceptan voluntarios para escanear, los interesados que se presenten in situ, que serán aceptados. Lo único que se exige es que, al no dar dietas, que al menos no os hagáis los bocatas de chorizo, que luego queda marca en las hojas.

a ver si lo configuré bien y se puede comentar, que por lo visto no se podía